miércoles, 5 de octubre de 2016

La Sierra del Guadarrama

Últimos días de verano, cruzando la Sierra de Guadarrama, unas veces a pie, y otras sobre ruedas, dibujando el paisaje de la montaña en toda su dimensión, geográfica, geológica, histórica y humana.


En el primer tramo del camino, madrugando para disfrutar del amanecer en el pinar, la primera parada en los Aleonardos sirve para conocer cómo se distribuyen los cuarteles de los Montes Pinar y Matas en el Parque Nacional,  los cuales, a su vez se dividen en teselas o cantones.  Acompañada del cuaderno y los lápices, tomo apuntes con el fresco de la mañana en el pinar.



Las praderas que miran hacia Segovia comienzan a recibir el sol, mientras el pinar de la Acebeda permanece en sombra hasta más entrada la mañana. Aquí se cruzan caminos y calzadas que pisaron romanos, peregrinos, y austrias y borbones sucesivamente, en su camino hacia el norte.



Junto a la venta de la Fuenfría, los altos pinos silvestres saludan en el camino hacia Casarás, y aparecen los pétalos de los "atrapameriendas" en el suelo pardo.



Volviendo a la carretera que sube a Navacerrada, se llega hasta el puerto de Cotos donde equipados con mochila y buen calzado, comenzamos el paseo que lleva hasta la laguna de Peñalara.



Es aquí donde comienzan las explicaciones de Eduardo Martínez de Pisón, sobre la montaña, los gneises, los glaciares, las placas tectónicas, el paisaje...



... los acebos, los "ollos de sapo", las "teclas del piano"...



... juníperos, navas y mogotes...



... morrenas y aguazales, para llegar a avistar la gran mole de Peñalara, con el refugio de Zabala entre dos circos glaciares, en los que la laguna de Peñalara destaca por su paisaje.



De Cotos al valle del Lozoya para apreciar la otra cara del puerto del Reventón, que comunica Rascafría con La Granja.



Desde el Mirador de los robledos, viendo el paisaje de rebollar y roble.



Y por último, camino de la Pedriza, una parada en la fuente de Cossío, para recordar a aquellos maestros y pedagogos de la Institución Libre de Enseñanza, que hicieron del Guadarrama y su paisaje, motivo de inspiración para aprender, enseñar y crear en su faceta más humanística.

Legado que hoy en día persevera en aquellas personas que hacen de su docencia, un motivo para compartir y disfrutar del conocimiento.









En La Granja de San Ildefonso, septiembre de 2016













domingo, 21 de agosto de 2016

La sombra de los castaños

Encontrar el lugar fresco y tranquilo en los días más cálidos del verano, para dibujar a la sombra de los grandes castaños, es una tarea recurrente en los paseos con el cuaderno y los lápices.  La capacidad de sus hojas para constituir una sombrilla enorme bajo la que descansar es asombrosa.  El sol da una tregua y es posible fijarse en los juegos de luces tan contrastados de las mañanas de agosto.


"El Corro de la Chata"
Lápiz de grafito sobre papel





"Apunte de la Colegiata"
Lápices acuarelables sobre papel

lunes, 18 de julio de 2016

Música en el Jardín


Un año más, dibujando, aprendiendo y disfrutando en un entorno especial: los Jardines de La Granja de San Ildefonso llenos de música, gracias a los apuntes tomados durante los días que escuché hablar de la magia de las melodías y composiciones barrocas. Pórpora, Vinci, Pergolesi, Scarlati, Leo, Paisiello, y tantos otros compositores que amenizaron las jornadas reales en las cortes del siglo XVIII.






"Jardines y Parques Históricos: Música en los Reales Sitios"

UNED - Cursos de Verano

domingo, 10 de julio de 2016

De Valsaín a Revenga


Una excursión a principios de verano, entre jaras a punto de florecer, retamas,robledal, pinares y algún arroyo que se cruza en el camino.  Desde la Cruz de la Gallega, partiendo de Valsaín y llegando a los cerros de Cabeza Grande y Cabeza Gatos, donde la bajada a la fuente da frescor y descanso a la jornada. Lápices, acuarelas y los cuadernos complementan la buena compañía de la que se disfruta en el camino.








viernes, 20 de mayo de 2016

La última nevada de mayo




Cuando la primavera comenzaba a verdear campos y laderas de montañas, volvió de repente el frío. La mañana del 12 de mayo, amanecieron las cumbres nevadas, y por unos días volvió el invierno. Peñalara, Montón de Trigo, Siete Picos, La Maliciosa, Guarramillas... con una capa nítida de nieve primaveral.
Antes de que el sol y el calor me haga olvidar los blancos de la nieve recién caída, lleno mis cuadernos de apuntes y anoto con el pincel instantes de suelos nevados en contraste con el cielo oscuro de las tardes de frío.







martes, 12 de abril de 2016

Segovianos, hace cien años.


En varios archivos fotográficos antiguos, aparece la ciudad de Segovia en blanco y negro, con sus monumentos magníficos, imponentes a través del tiempo, alguno desaparecido, otros transformados y la mayoría impertérritos y espléndidos.
Pero lo que más me llama la atención son esos personajes que aparecen frente al objetivo, entre asombrados y curiosos por el hecho de ser fotografiados.  Otros, desconocedores de la trascendencia que ese momento tendrá a través de la documentación guardada.
Con las plumillas, las tintas y las imágenes por modelo, no puedo por menos que reinterpretar la mirada de Chusseau-Flaviens, a principios del siglo XX, hace cien años ya...








lunes, 21 de marzo de 2016

Apuntes en el jardín.


Aunque comience a llover, y el aire aún sea frío, no hay nada como aprovechar los brotes de vinca y los narcisos de marzo para dibujar del natural en el jardín. ¡Bien abrigada!






domingo, 28 de febrero de 2016

Acuarelas de campo


Esos encuentros con imágenes de antiguos bocetos de campo, cuando pintar el bosque es uno de los objetivos de mi pintura... siempre es un estímulo para seguir haciéndolo.






domingo, 21 de febrero de 2016

Dibujando con Kudu


Todos los dibujos que a lo largo de nueve años he ido apuntando, gracias a la compañía de mis perros, ahora reunidos como un homenaje al mejor de los amigos perrunos, esos que llenan parte del estudio con su presencia mientras pinto y dibujo.






martes, 5 de enero de 2016

Collages y palabras

Entre papel de color, pinceladas recortadas, hojas rotas, cartulinas dibujadas y rasgadas, se encuentran las palabras que se cuelan entre las rendijas, apenas visibles entre los trazos.

Son palabras que completan significados, que sugieren otros, y que saben colocarse a tiempo para contar la historia pintada.